El sábado pasado dentro de la formación de profe de yoga tuvimos un taller de 3 horas de Mantras. Lo impartió Varanjeet Kaur o Raquel Coscarón. Es una mujer adorable que conoce muchísmo los mantras, hizo una selección de muchos mantras, con un hilo conductor y una progresión muy fluida. Es médico anestesista y a la vez experta en mantras, muy curiosa combinación.

Me ha gustado sentir otra forma de yoga, mi experiencia ha sido de hatha, de vinyasa flow y la formación de profe es de Hatha aunque nuestro profe Javier nos da pinceladas de Mantra, Bhakti, Gyana yoga, para que veamos el yoga en su amplitud y crezcamos, elevemos nuestra consciencia que de eso trata el yoga.

Es importante evolucionar, crecer, poner mayor conciencia en el poder de las palabras, sonidos…

Los mantras son palabras o frases repetidas en idiomas sagrados (sánscrito, gurmuki y hebreo). Estos idiomas son sagrados porque contienen los sonidos básicos comunes al resto de idiomas del resto del mundo. La importancia del mantra está en la vibración del sonido. No es necesario comprender qué dicen ni tampoco saber pronunciar exactamente, canta, repite, siéntelo y ya está. Son como semillas que se plantan en nosotros y nos ayudan a elevar nuestra conciencia, a limpiarnos de aquello que no necesitamos (miedo, rabia, apegos…).

Hasta hace un par de meses me costaba mucho cantar mantras, sentía un rechazo, me resultaba parecido a la religión, es porque la espiritualidad la he asociado a la religión y cantar, repetir lo mismo después del profe/maestro, me costaba, no me conectaba nada y no cantaba.

Pero hace poco, volví a abrir la primera libreta de notas que tomaba en la formación y en una de las primeras hoja ponía: “Para crecer hay que salir de la zona de confort”.

Pues claro, hay que probar, sin juicios, sentir y ver qué pasa, abrir la mente. Y también en esto, en lo que más me cuesta es donde más importante es hacer algo distinto. Y desde entonces, de vez en cuando, canto la sadhana de las tres mantras, gayatri mantra y me dejo sentir.

Sí había escuchado anteriormente música de mantras de Mirabai Ceiba, Satam Kaur… Pero no es lo mismo escuchar mantras europeizados o americanizados que cantar o al menos intentarlo como lo hacen en la India, que así es como cantamos mantras con nuestro profe de formación Javier.

Estoy contenta de haber realizado este taller y que haya sido ahora en diciembre y no hace un par de meses que no lo hubiera disfrutado. A veces las cosas pasan cuando tienen que pasar.

Me quedo con la frase de Varanjeet: “Todo dentro, nada fuera”.